Cómo crear su propio espacio de meditación en su casa

 

Recargar tu cuerpo y tu mente, mejorar tu concentración y aumentar la claridad son todas grandes razones para meditar, pero ¿qué pasaría si pudieras mejorar lo que ya estás haciendo?

Índice

    Beneficios de la Meditación

    Estudios recientes han relacionado la meditación de atención plena con una mayor capacidad para regular las emociones, ayudando a las personas a hacer frente a la ansiedad, la depresión y la adicción. La meditación puede ayudar a los atletas a rendir mejor dentro y fuera del campo. Debido a que cambia la forma en que percibimos el dolor, la meditación es útil para aquellos que soportan el dolor crónico, la quimioterapia e incluso el tinnitus. Aunque la meditación no es una cura mágica para todo (siempre debe consultar a su médico para obtener asesoramiento médico), es una actividad relativamente económica y accesible que ha ganado popularidad en los últimos años, con resultados prometedores.

    Independientemente de las razones por las que practiques la meditación, una forma segura de llevar tu práctica al siguiente nivel es crear una rutina, completa con un lugar especial al que puedas volver una y otra vez. Tanto los novatos como los practicantes experimentados se beneficiarán de la creación de un "espacio sagrado" en el hogar para profundizar en su práctica de la meditación.

    Creando el espacio de meditación perfecto en su casa

    Crear un enclave privado para la meditación no tiene por qué ser difícil, ya sea que vivas en un estudio o en una amplia finca con una docena de habitaciones que nunca has usado. Con unos simples consejos, puedes transformar cualquier espacio en un rincón privado donde desconectar del estrés diario, el diálogo interno y las experiencias negativas.

    ¿Qué es un espacio de meditación?

    Un espacio de meditación es un lugar sagrado donde puedes liberar el estrés, encontrar la serenidad y centrarte. Sagrado no significa necesariamente religioso o espiritual; en este contexto, significa que sólo usas el área para la meditación, el yoga, el descanso o la quietud. Es tu propio retiro personal dentro de tu casa, y puedes designar un rincón, un espacio dividido, o incluso una habitación entera a él siempre y cuando te sientas bien con tu elección.

    Lugares excepcionales para un espacio de meditación en cualquier hogar

    Este es tu espacio, así que no hay un lugar de talla única que funcione para todos. Lo ideal sería que pudieras recorrer cada habitación de tu casa y reducir tus opciones a las habitaciones que más te gustan, aquellas que te hacen sonreír, te relajan y te dan una sensación de paz. Mientras buscas tu espacio de meditación perfecto, ten en cuenta eso:

    • Mirar hacia una esquina del sudeste te bañará en la luz de la mañana, lo que puede ser perfecto para la meditación del amanecer.
    • Si se mira hacia una esquina del noroeste se puede disfrutar de los rayos del sol, lo que podría ser ideal si se es un meditador nocturno.
    • Mirar hacia el este emula a Buda, que se sentó bajo el árbol Bodhi y meditó directamente hacia el sol de la mañana.

    Dónde meditar en un pequeño hogar

    Si no tienes mucho espacio libre, una terraza, un patio o un rincón de una habitación en un condominio o casa de pueblo puede ser el lugar perfecto para establecer tu espacio de meditación. Añade una pantalla de privacidad o cuelga cortinas onduladas de un solo punto en el techo para aislar el mundo mientras te conectas con tu ser interior, o despeja un armario para tener una privacidad instantánea (y sin gastos). Aunque es difícil encontrar metros cuadrados libres en un condominio, apartamento o estudio, puedes hacer espacio extra:

    • Cambiar el sofá por unas sillas cómodas
    • Instalar una cama loft en una habitación con techos suficientemente altos
    • Almacenar accesorios y mobiliario no esenciales en lugar de intentar atiborrarlos todos en tu espacio
    • Usar armarios de pared en lugar de estanterías independientes en su decoración

    Dónde meditar en un hogar más espacioso

    Crea tu paraíso privado en un rincón tranquilo, en una habitación cerrada o en el jardín para encontrar tu paz interior. Una de las claves del éxito de la meditación es crear un ambiente libre de distracciones en el que te sientas cómodo.

    Puntos a evitar

    Mantente alejado de las zonas de alto tráfico o de aquellas en las que las distracciones pueden desviarte del camino hacia el Nirvana. Intenta evitar la cocina, la sala de estar o cualquier lugar demasiado cerca de un lavabo, la puerta principal o un espacio que dé a una calle. La oficina de tu casa puede arrastrar tu mente hacia el trabajo, y un lugar que te haga desear una siesta en lugar de meditar (como tu dormitorio) puede ser un poco demasiado relajante.

    Ideas para la sala de meditación

    Cuanto más pacífica, relajante y hermosa sea tu sala de meditación, más tiempo querrás pasar allí. Sentirás como te atrae antes de empezar el día, cada vez que necesites un descanso y cuando te relajes por la noche.

    La mujer sentada en una difícil postura de yoga

    La perfecta decoración de la habitación en un espacio de meditación

    Diseñar tu espacio de meditación Zen para la autoayuda y el desarrollo personal requiere que te ciñas a unos cuantos principios:

    • Mantén tu espacio limpio y libre de desorden.
    • Sólo incluye los artículos que amas y que contribuyen a tu felicidad y paz.
    • Añada elementos naturales donde sea posible, como plantas y piedras vivas.

    Lo esencial

    No tienes que dedicar una habitación entera y un mes de salario para crear tu espacio de meditación. Los espacios de meditación más sencillos, y a veces más efectivos, tienen sólo lo esencial, como..:

    • Cojines de meditación o un lugar suave para sentarse
    • La luz natural
    • Algo con significado personal, como campanas, cristales o piedras de afirmación
    • Aire fresco

    Si puedes, busca una paleta de colores serena en la habitación. Los neutros, que son los más populares (piense en los tonos tierra y los blancos), son los que encontrará en los monasterios y en los espacios de meditación diseñados profesionalmente, pero aquí es donde puede hacerlo interesante. Los colores oscuros hacen que una habitación se sienta más pequeña, lo que es ideal si quieres sentirte envuelto en tu espacio, y los pasteles dan una sensación aireada y abierta a cualquier habitación, lo que podría ser perfecto si prefieres una sensación de libertad mientras meditas. El blanco brillante que produce resplandor está generalmente fuera de los límites, sin embargo, porque es demasiado duro para el ambiente sereno que estás tratando de crear.

    Si la luz natural del sol golpea la pared y te hace entrecerrar los ojos, el color de la pintura no es el adecuado para tu espacio de meditación.

    Toques Zen

    Tu sala de meditación puede ser tan simple o tan elaborada como quieras. Unos pocos elementos cuidadosamente elegidos pueden convertir cualquier espacio en un refugio que alimente el alma. Considere la posibilidad de añadir una decoración como:

    • Atractivos quemadores de incienso
    • Una fuente para la combinación de la vista y el sonido
    • Tazones para cantar
    • Cojines decorativos
    • Una mesa de arena Zen
    • Difusores de aromaterapia
    • Iluminación ajustable
    • Un altar
    • Velas

    Los suelos de madera desnuda pueden añadir una sensación de autenticidad a tu sala de meditación, y pueden hacer que la habitación parezca (y se sienta) más grande - pero no son necesarios siempre y cuando tengas la postura adecuada. Una alfombra de felpa o una alfombrilla de tatami encima de la alfombra puede crear un espacio privado donde puedes meditar, practicar yoga o descansar sin que te cueste una fortuna.

    Las mejores plantas para los espacios de meditación

    La mayoría de la gente encuentra que tener al menos una planta viva hace una gran diferencia en la calidad de un espacio de meditación. Son esenciales para sacar los químicos orgánicos volátiles del aire y permitirte estar en comunión con los elementos naturales de la tierra. Las plantas que prosperan con poca luz y contribuyen al Zen incluyen:

    • Filodendro
    • Pothos
    • Sansevieria
    • Echevería
    • Monstera Deliciosa

    Lo que no hay que poner en su espacio de meditación

    Pocas cosas distraen más que el desorden, por lo que tu sala de meditación necesita ser ligera en las cosas que pueden contrarrestar tu Zen. Evita los aparatos electrónicos (¡la televisión tiene que irse!) excepto los reproductores de música o los difusores electrónicos de aromaterapia, y destierra los juguetes, el papeleo u otros distractores que te impidan conectarte contigo mismo.

    Consejos adicionales para la perfecta sala de meditación

    • Compra protectores de enchufe en caso de que estés tentado de traer electrónica (aparte de ese reproductor de música). Servirán como un suave recordatorio de que la tecnología no es bienvenida en tu espacio.
    • Si tu ventana tiene una mala vista, usa papel de arroz japonés o calcomanías de vidrio de privacidad para apagar el mundo sin comprometer tu luz natural.
    • Esta habitación es tu escape, así que nada que te lleve de vuelta a tu existencia diaria pertenece allí.

    ¿Cómo es el espacio de meditación de tus sueños?

    Con un poco de planificación y una pizca de inspiración, cualquiera puede crear un espectacular espacio de meditación. Comparte tu historia en los siguientes comentarios!

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir